• Green Energy Solutions

Ventajas y desventajas de las baterías en sistemas solares fotovoltaicos


¿Debemos que instalar una batería en nuestro sistema solar fotovoltaico? Esta es una pregunta que todos debemos hacernos cuando compramos un sistema solar fotovoltaico para nuestros hogares.


Las tecnologías de almacenamiento de energía existen desde hace décadas. Las baterías para almacenar la energía producida en los sistemas solares fotovoltaicos son relativamente nuevas en el mercado.


Hay muchas ventajas que las baterías solares garantizan, como el beneficio económico, pero por el contrario tienen una gran desventaja, su precio sigue siendo muy alto!


¿Vale la pena invertir en baterías solares?

Cuando se instalan baterías para el almacenamiento de energía en un sistema solar fotovoltaico, podemos almacenar la energía extra producida por los paneles solares que no se consume, en lugar de enviarla a la red.


Con las baterías solares se maximiza el uso de la electricidad generada por el sistema fotovoltaico. Esta electricidad almacenada es la producida durante los picos de producción que no se utiliza en la casa, por lo que este exceso se almacena y se puede utilizar más tarde!


Recordemos que cuando surgió el mercado de producción de electricidad para autoconsumo, los estados al principio financiaron con grandes incentivos a los clientes invirtieran en paneles fotovoltaicos. Incentivos que incluían el pago en función del MW enviado a la red eléctrica, así como incentivos estatales para invertir en estos sistemas.


Pero con el tiempo, estos incentivos se redujeron y actualmente no vale la pena enviar la electricidad a la red eléctrica para cobrarla. Ahora, en lugar de enviarla a la red, la electricidad se almacena en baterías solares para su posterior consumo.



Ventajas de invertir en baterías solares.

La inversión en un sistema de almacenamiento de energía tiene más ventajas que desventajas, especialmente en lo que respecta a la energía solar fotovoltaica. También hay que tener en cuenta que las ventajas dependen del tipo de sistema fotovoltaico instalado, tanto si está conectado a la red eléctrica como si no.


Nos sirve de reserva.

Si el sistema solar fotovoltaico está conectado a la red eléctrica, producirá energía durante el día para ser consumida por los electrodomésticos. Cualquier exceso de energía se envía a la red, por lo que parte de la electricidad se “tira”.


Con una batería solar esto no sucede. La electricidad acumulada durante el día puede utilizarse durante la noche, o como suplemento en los momentos en que la producción no puede igualarse.


Independencia energética.

La luz del sol sólo está disponible durante el día, que es cuando no estamos en casa. Ya que la mayoría de nosotros consumimos más energía por la noche. Con una batería solar almacenaremos el exceso de electricidad para su uso posterior.


Otra ventaja es que ahorramos en la factura de la luz, porque la electricidad consumida de la red será menor por la noche, ya que estamos utilizando la electricidad acumulada durante el día en las baterías.


Ayuda a reducir la huella ecológica.

Los combustibles fósiles son la principal fuente de electricidad, por lo que al optar por las baterías solares, reduciremos la necesidad de utilizar la electricidad de la red. Esto reduce las emisiones de dióxido de carbono.


Parte de la red virtual.

En los últimos 100 años, las redes eléctricas han cambiado mucho. Si pensamos en la red eléctrica actual, está obsoleta.


Al instalar baterías solares, estamos fomentando la innovación, invirtiendo en la red eléctrica inteligente, en la que podemos tener más información y ser más eficientes.


Además, disponer de baterías solares permite a los consumidores almacenar energía para sí mismos, pero también generar y distribuir su energía limpia a la red.


Independencia de la red eléctrica.

Elegir un sistema con baterías solares te permite ser autosuficiente en términos energéticos. Porque ya no consumes el 100% de la red eléctrica por la noche, sino sólo de las baterías y, sólo en casos extremos, es posible que necesites consumir electricidad de la red.


Además, el desarrollo de las baterías ha garantizado cada vez más una mayor capacidad de almacenamiento. Incluso hay baterías que nos permiten autoconsumir durante varios días (2 a 3 días consecutivos sin luz solar).


Desventaja de invertir en baterías solares.

Como todo lo demás, la apuesta por baterías solares para un sistema fotovoltaico también tiene desventajas.


Alto coste.

Quizás la principal razón por la que pocos eligen instalar baterías solares en sus sistemas fotovoltaicos.


Dado que la tecnología de las baterías solares está aún en pleno desarrollo, para garantizar una mayor capacidad de almacenamiento y una mayor fiabilidad, éstas siguen siendo caras y pueden costar tanto como todo el sistema fotovoltaico (paneles, inversores, optimizadores de potencia).


Antes de optar por esta solución, lo ideal es ver el coste-beneficio de invertir en baterías. Así sabrá si vale la pena la inversión.


Es cierto que los costes han ido bajando, y cada mes hay novedades en este campo, pero todavía no está en valores “apetecibles”. Se cree que unos años más y las baterías solares para sistemas fotovoltaicos alcanzarán valores que compensarán la inversión de forma rápida. Aunque este mercado está muy activo y puede cambiar en meses, algunos ya se adelantan y hablan de un boom del almacenamiento residencial.


Complejidad en la instalación.

La instalación de un sistema de baterías solares aumenta la complejidad de tu sistema solar fotovoltaico. Esto significa que más cosas pueden fallar, desde el diseño hasta la instalación y el funcionamiento de las baterías solares.


Por lo tanto, es crucial que durante la fase de instalación, el sistema de baterías esté correctamente dimensionado para las necesidades, al igual que las demás instalaciones a realizar (cables, interruptores, dispositivos, etc.).


Más mantenimiento.

Los paneles solares fotovoltaicos son fáciles de mantener, pero si se añade un sistema de baterías solares, el mantenimiento de todo el sistema aumentará. Sin embargo, este mantenimiento depende directamente del tipo de baterías instaladas.


Si pensamos en baterías de plomo-ácido selladas de ciclo profundo, los niveles de agua deben ser revisados periódicamente, y los terminales deben mantenerse limpios.


Los productos químicos de las baterías son peligrosos y corrosivos, por lo que se debe tener cuidado al realizar el mantenimiento.


Si optamos por baterías de iones de litio, son más fáciles de mantener.


Vida útil.

La vida útil de una batería dependerá del tipo de batería que se vaya a utilizar y de su capacidad de descarga.


Las baterías de plomo-ácido selladas sólo pueden ser descargadas hasta un 50% de su capacidad, más que eso, reduce la vida útil de las baterías.


Mientras que las baterías de iones de litio se pueden descargar hasta un 80%!


También hay que tener en cuenta que durante la vida útil del sistema solar fotovoltaico (entre 20 y 25 años), es posible que tenga que sustituir las baterías solares al menos una vez cada año.


Fuente: Eco Inventos

© 2020 Green Energy Solutions. Todos los derechos reservados.